23 de Noviembre de 2017

Pequeñas mejoras que nos gustaría ver en Destiny 2

Pequeñas mejoras que nos gustaría ver en Destiny 2
Destiny 2 está a la vuelta de la esquina, confirmando que el modelo de juegos como servicio está empezando a tener fuerza en el mercado de las consolas. Y es que las cosas no le han ido mal a Activision Blizzard y a Bungie: en mayo de 2016, el juego de ciencia ficción MMO de la compañía ya contaba con 30 millones de jugadores, demostrando que la nueva franquicia multimillonaria puesta en marcha por Bungie, tras el éxito de Halo, iba camino de convertirse en una de las más importantes de la industria.
No obstante, Destiny no ha estado exento de problemas: su lanzamiento, en términos de contenido y progresión para el jugador, era un auténtico caos. Un caos que poco a poco ha ido resolviendo, vía 2 DLCs y otras dos grandes expansiones. Pasando por caja, pero que lo han convertido en uno de los títulos más adictivos de su género. Algunos problemas todavía persisten, y el apartado narrativo sigue siendo un auténtico caos para el contenido del lanzamiento basado en las famosas cartas del grimorio. Sí, hay que acudir a una web para conocer el lore del juego, aunque con Rise of Iron (la última expansión) añadieron más cinemáticas y pusieron más empeño en este apartado.
Ahora los rumores apuntan a que el nuevo Destiny, que llegará en otoño de 2017, pondrá mucho más foco en la narrativa que la primera entrega (expansiones incluidas), uno de los aspectos más flojos del juego. Pese a que este movimiento nos parece más que acertado, hay otros detalles menores que nos gustaría ver solucionados en Destiny 2:
Mayor flexibilidad en los grupos de guardianes: sí, este es un punto controvertido pero muy necesario. Aumentar el número de jugadores en misiones y en los asaltos a más de tres (aumentando la dificultad en progresión) sería un paso más que bienvenido. Y sin hacerlo con un número fijo de guardianes, es decir, no obligar a que, si el máximo es 6, tengan que estar los 6 guardianes para acceder a la misión. Lo mismo para las RAIDs, mayor flexibilidad es también mayor oportunidad para que todos jueguen al contenido sin estar limitando así a sus amigos locales o virtuales, juegan o no a Destiny.
Mejoras en la herramienta de búsqueda de clanes y guardianes: no tiene sentido que en 2017 los jugadores tengan que acudir a una web a buscar compañeros para hacer una RAID, debería estar incluido dentro de la sala de espera previa a la partida y permitir la búsqueda de compañeros mediante matchmaking con un sistema de filtrado. Y no, la companion app no es que tampoco sea una solución maravilla desde el momento en el que te obliga a añadir desconocidos a tu lista de amigos de PSN/Live para una partida de poco más de una hora.

Más rotación del contenido de los comerciantes en las zonas sociales: a día de hoy, y quitando Xur, que su contenido es semanal, el resto de comerciantes no rotan el catálogo disponible para comprar si no hay una actualización mayor (como la de primavera) o la salida de alguna expansión mayor. Aumentar las veces que tienen nuevo contenido disponible es una forma de mantener a los jugadores en el juego. En este sentido, la forma en la que Ubisoft ha configurado los comerciantes en The Division es mucho más atractivo que en Destiny.
No más misiones repetidas. Entiendo que el contenido limitado obligue a repetir misiones, pero con la versión actual me he encontrado semanas en que las tanto la diaria, como la semanal y la heroica han sido la misma misión. Y hay unas cuantas en las lista.
Que las patrullas no estén vacías. Las patrullas generalmente acaban siendo misiones de relleno para conseguir materiales para otras armas o contratos para una misión más grande. La oportunidad que ofrece el mundo abierto de tener todo el mapa disponible se puede utilizar para algo más que para los eventos aleatorios o arenas como la Corte de Oryx. Añadir más secretos, zonas especiales a partir de un determinado nivel o unas determinadas acciones con contenido extra, e incluso misiones que tengan lugar dentro de las misiones de patrulla. Hay mucho espacio desaprovechado ahí.
Cambios en la IA de los enemigos. Las nuevas consolas ofrecen mayor capacidad de procesamiento por lo que sería interesante mejorar la IA de los enemigos para que no siempre se comporten igual. Dada la repetición de misiones y la poca IA de muchos enemigos, podríamos fácilmente hacer una misión completa con los ojos cerrados y completarla satisfactoriamente. Mayor aleatoriedad de enemigos o de su comportamiento haría de Destiny un juego mucho más desafiante.
Más contenido y de forma más frecuente (aunque sea de pago).
Son algunos cambios y detalles sutiles, que no suponen grandes cambios en las mecánicas del juego (no vamos a decir a Bungie cómo tienen que hacer su trabajo, faltaría más) pero que pueden convertir, junto con las mencionadas mejoras en el apartado narrativo, a Destiny 2 en un título mucho más adictivo y divertido.

Comentarios